¿Qué mueve las cotizaciones en el mercado financiero

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Broker confiable!

¿Qué mueve las cotizaciones en el mercado financiero?

Cuando se habla de los principales factores que mueven las cotizaciones en los mercados financieros como el Forex, siempre se mencionan aspectos técnicos y fundamentales relacionados con la economía, política y demás. Por supuesto que estos factores siempre influyen y no deben ser desestimados, sin embargo, en el fondo lo que hace que el precio de un instrumento suba o baje en el mercado son la codicia y el miedo, sobre todo a corto plazo. La codicia es lo que nos impulsa a especular en el mercado con el precio de determinado activo, es lo que nos mueve a estudiar el mercado y buscar adelantarnos a los demás, queremos ganar más dinero y eso es lo que hacen miles y miles de inversores grandes y pequeños alrededor del mundo cuando realizan transacciones en el mercado todos los días. Sin embargo las codicia nos puede llevar a tomar decisiones imprudentes, a ser subjetivos y a actuar con apresuramiento con tal de obtener ganancias rápidas y fáciles. La codicia bien controlada puede ser una fuerza positiva que nos puede ayuda a la hora de invertir en el mercado, pero si dejamos que nos domine, puede ser bastante destructiva.

El miedo es otra fuerza poderosa, y puede mover el mercado con una fortaleza que ningún otro elemento puede lograr. Cuando miles de inversores se contagian de pánico, actúan como lo hacen siempre las masas, de manera irreflexiva y por impulso. Las caídas en el mercado producto de los pánicos financieros grandes, medianos y pequeños suelen ser espectaculares, en poco minutos u horas los precios pueden retroceder lo que les tomó días alcanzar.

Los movimientos súbitos por miedo o codicia pueden ocurrir en cualquier momento, y si no estamos del lado correcto cuando acontecen, nos pueden golpear con mucha fuerza, por eso en todas las transacciones, grandes o pequeñas, debemos usar stop loss a modo de seguro contra este tipo de sucesos. De esta manera, si estamos en el mercado cuando ocurre un movimiento fuerte en nuestra contra, producto de la codicia o el pánico de los inversores vamos a sufrir una pérdida más limitada.

Un mercado financiero como el Forex, tan grande y complejo, es influenciado por múltiples factores los cuales no podemos analizar al mismo tiempo. La mayoría de los traders no tienen el tiempo para estar todo el día frente a un computador leyendo noticias sobre economía y política que pueden mover con fuerza las cotizaciones. Otros por su parte no tienen el conocimiento para interpretar estas noticias por lo cual se basan más en el análisis técnico para tomar sus decisiones.

Sea cual sea el enfoque que utilice un operador a la hora de tomar sus decisiones, siempre debe tomar en cuenta la psicología para determinar los posibles movimientos del mercado, sobre la psicología basada en factores como el miedo y la codicia, los cuales bajo ciertas condiciones pueden tener un efecto superior al de los fundamentos en el precio de los distintos instrumentos que se comercian en un determinado mercado.

No pocas veces los mercados con grandes tendencias alcistas son producidos por la codicia de gran cantidad de especuladores que por un motivo u otro creen que las cotizaciones van a tener una enorme subida y por lo tanto quieren ganar «dinero fácil». De ahí que muchas de esas subidas espectaculares que ocurren de vez en cuando sean ocasionadas por inversores que en realidad ni siquiera han analizado con detenimiento lo que el mercado les está diciendo, se dejan llevar por alguna noticia, el comentario de algún «experto», o algo similar, lo que crea el típico efecto de bola de nieve en la cual los novatos quieren estar para no quedar fuera de la operación que los «hará millonarios». Una vez que pasa esta euforia compradora entran los profesionales a sacar provecho de aquellos que entraron al mercado sin haber reflexionado en lo que estaban haciendo.

Las caídas repentinas y fuertes en los precios, suceden por el miedo de los inversores a perder todo su capital. En muchos casos es un miedo irracional ya que su decisión de vender no se basa en un estudio objetivo que les haya demostrado que los activos adquiridos, sean acciones, pares de divisas o commodities por ejemplo, están sobrevalorados, por lo cual empiezan a vender simplemente porque eso es lo que todos están haciendo o por algún rumor o noticia con poca validez. En pocas palabras, se dejan llevar por la corriente y ni siquiera se detienen a pensar si lo que están haciendo tiene alguna lógica. Bajo estas condiciones del mercado, los profesionales suelen obtener grandes ganancias ya que sacan provecho de los novatos que se dejan llevar por pánico. Básicamente los profesionales no se dejan llevar por la masa, simplemente actúan junto con el mercado. Ellos entienden que los movimientos extremos producto de la codicia y el miedo tienen una duración limitada y tarde o temprano todo vuelve a la normalidad, solo bajo condiciones extraordinarias suelen prolongarse por más tiempo del usual.

Factores fundamentales que mueven el mercado Forex

Siendo el Forex un mercado financiero global, son muchos los factores que pueden afectar las cotizaciones de los distintos pares de divisas. Anteriormente vimos dos de los principales, el miedo y la codicia que son emociones primarias que pueden ocasionar alzas y caídas súbitas y sumamente poderosas en el mercado en el momento menos pensado, si bien su efecto es más a corto plazo. Con todo, no es posible por el momento cuantificar estos dos elementos, y en ocasiones únicamente traders con experiencia pueden anticipar con seguridad cuando el mercado está a punto de entrar en un periodo de pánico o de codicia desmesurada entre los inversores que inevitablemente ocasionará una alza o subida poco común. Para el trader común, lo mejor es mantenerse alejado de un mercado bajo condiciones de ese tipo.

No obstante, hay otros factores que si son cuantificables y ante los cuales igualmente debemos estar atentos ya que su efecto es notorio y se hace sentir a mediano y largo plazo. Son los mencionados al inicio de este artículo, basados en acontecimientos de carácter económico y político principalmente (hay otros pero estos son los más importantes). Por ejemplo, a la hora de determinar los tipos de cambio entre las divisas que forman un para como el USD/JPY, influyen la balanza de pagos entre los dos países, la situación económica de cada país y acontecimientos políticos que pueden afectar de alguna manera la economía a nivel local o internacional. Por ejemplo, cada vez que una de las economías principales a nivel mundial (Estados Unidos, China, Japón, la Unión Europea) hace un anuncio sobre algún indicador importante de su economía, el mercado Forex claramente reacciona ante esto.

Otros factor fundamental importante es el flujo de capital entre los países también conocido como Paridad del Poder Adquisitivo, el cual determina la velocidad del mercado. También hay que tomar en cuenta otras fuerzas económicas importantes como la inflación y las tasas de interés, las cuales de manera constante influyen en las cotizaciones de las divisas.

Cuando un gobierno busca respaldar su divisa, la cotización de esta con toda seguridad se verá impactada. Para esto, el gobierno puede actuar de dos formas: la primera es interviniendo para que la divisa suba o baje su valor en el mercado, para lo cual efectúa cambios en las tasas de interés de la divisa para hacerla más o menos atractiva a los inversores extranjeros o vendiendo o comprando directamente en el mercado para modificar su valor lo cual hace a través de su banco central. La segunda manera es implementando un control que impida a la población del pais llevar a cabo diversas actividades que puedan tener un efecto negativo sobre la divisa, como por ejemplo sacar dinero del país.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Broker confiable!

Cualquiera de estos factores puede ocasionar un cambio fuerte y repentino en la tendencia de los pares de divisas en el mercado (con efectos a mediano y hasta largo plazo), ya que es información que está al alcance de cualquier inversor el cual puede reaccionar con rapidez. Esto en ocasiones causa que el mercado se mueva aún antes de que la información sea dada a conocer por la anticipación a esa condición que se da entre los inversores que quieren tomar posición antes de que un anuncio importante sea hecho. Es interesante que a veces los movimientos más importantes en el mercado son causados por esta anticipación y no tanto por el anuncio o el acontecimiento en sí, todo esto potenciado por el miedo y la codicia de los inversores.

Por último no debemos olvidar los aspectos técnicos, derivados del análisis técnico, esto por cuanto muchos traders, profesionales o no, basan su análisis y sus decisiones en este enfoque. Si bien el análisis de gráficos puede ser algo subjetivo, se basa en ciertos principios sencillos que son seguidos por muchos miles de operadores, incluyendo gestores de fondos que mueven grandes capitales. En muchas ocasiones, todos estos inversores miran las mismas formaciones y los mismos niveles de resistencias y soportes y actúan más o menos de forma similar, lo cual hace que en ciertas ocasiones el mercado sea hasta cierto punto predecible. Esto por cuanto cada vez más inversores operan con base en el análisis técnico, ya que este enfoque les resulta más sencillo de aprender y aplicar, sobre todo tomando en cuenta que en el análisis fundamental hay que estar atento a indicadores y noticias de carácter económico que no todo el mundo entiende realmente, sobre todo si no tienen una formación en el campo de la Economía.

Durante estos periodos, cuando las cotizaciones del mercado están cerca de algún soporte o resistencia de relevancia, cuando se observa alguna formación chartista popular o cuando algún indicador técnico de uso común como el RSI u otro similar da señales de que el mercado está sobre comprado o sobre vendido, se suelen producir cambios de tendencia rápidos y repentinos como consecuencia de grandes cantidades de capital que son invertidos de forma parecida en posiciones similares, es decir que se trata de grandes movimientos de mercado ocasionados por muchos inversores que operan de la misma manera ya que utilizan las mismas herramientas de análisis. Por este motivo, tanto si se cree como si no en el análisis técnico no debe desestimar este factor en lo absoluto.

¿Qué mueve las cotizaciones en el mercado financiero?

El dinero circula a través del sistema financiero. Esta compleja organización, que vamos a ir fragmentando para tratar de comprender mejor cómo se mueve el dinero, tiene como objetivo satisfacer las necesidades financieras de familias, empresas y Administraciones públicas.

El sistema financiero es un ente formado por los intermediarios financieros, los activos financieros y los mercados financieros. Además de otros elementos como pueden ser las leyes o las autoridades financieras. Si te preguntas ¿cómo se mueve el dinero? verás en este artículo que, gracias a estos elementos, el ahorro se canaliza para satisfacer las necesidades de financiación.

¿Qué es el sistema financiero?

El sistema financiero es un concepto muy amplio. Se trata de un conjunto de instituciones (personas, medios, organismos, etc.) que tienen como objetivo la canalización del ahorro (es decir, el dinero) desde aquellos que lo tienen (unidades de gasto con superávit) hacia aquellos que lo necesitan (unidades de gasto con déficit). Vamos a explicarlo con más detalle.

Por un lado tenemos una serie de agentes económicos (sean familias, empresas u organismos públicos) que gastan en consumo y/o bienes de inversión. Estos agentes también deben tener ingresos para poder gastar. De tal manera que los ingresos de unos agentes económicos supondrán un gasto para otros.

Si alguien compra una lámpara a una tienda, esta persona tendrá un gasto. Pero la tienda tendrá un ingreso por la misma cantidad. Por otra parte la tienda también tendrá una serie de gastos, inversiones para tener productos en su almacén, por ejemplo. Este gasto supondrá un ingreso para el fabricante.

El fabricante tendrá sus gastos, entre ellos pagar los salarios de las personas que trabajan para él, de modo que puedan consumir otros productos. Este gasto supondrá un ingreso para las familias. Así sucesivamente.

Es decir, existen agentes que extraen materias primas, otros producen, otros prestan servicios y todo ello va destinado al consumo de las familias e inversiones de empresas (sector privado). También van destinados a cubrir los gastos de carácter general que se gestionan a través de las Administraciones Públicas (sector público).

Una unidad de gasto con superávit se define como aquel agente económico que gasta en consumo y/o bienes de inversión menos que lo que ingresa. Por consiguiente, tienen un ahorro.

En el caso contrario tenemos a las unidades de gasto con déficit que son aquellas que prefieren gastar en consumo y/o bienes de inversión más de los que ingresan. Por consiguiente, necesitan financiación.

El sistema financiero está diseñado para canalizar el ahorro de unos hacia las necesidades financieras de otros. A cambio de este préstamo de dinero, aquellos que lo ponen a disposición obtienen una rentabilidad por el mismo (además del cobro de otros servicios).

Ahorro y crédito

Ya hemos definido unos conceptos que integran el sistema financiero y que son la base del mismo: El ahorro y el crédito por una parte y las unidades de gasto con déficit o superávit por otra.

Unas unidades de gasto dispondrán de ahorro, mientras que otras precisan crédito para poder desarrollarse y satisfacer sus necesidades.

El ahorro y el crédito son comprados y vendidos por un conjunto de intermediarios financieros para poder así canalizarlos desde el origen hasta el destino. En función de la oferta y la demanda.

Para agilizar este proceso, el ahorro y el crédito se instrumentan en documentos que tienen incorporados una serie de derechos económicos. Estos documentos son títulos valores o activos financieros.

Para ello, los intermediarios se sirven de una serie de mercados financieros. Son como supermercados en los cuales se oferta ahorro y se demanda crédito (en definitiva la oferta y la demanda es de capital).

Como podemos suponer cuanto mayor sea el ahorro mayor oferta habrá en el mercado. Se destinarán más recursos para satisfacer las necesidades de crédito. ¿De qué depende esto?

Pues depende de muchos factores, como por ejemplo el contexto económico general del país, cómo se sitúen los tipos de interés, cuál es el nivel de renta, la capacidad para generar riqueza de las personas y empresas, etc.

Lo que sí podemos afirmar es que la oferta y la demanda de ahorro y crédito varían según el momento y la situación económica. No son fijas.

¿Qué elementos componen el sistema financiero?

Una vez definido qué es y para qué sirve el sistema financiero, ha llegado el momento de ver qué elementos forman parte del mismo. Todos estos conceptos forman, en su conjunto, el sistema financiero. Es el mecanismo por el cual se mueve el dinero para que el ahorro de unos sea la financiación de otros.

Las instituciones o intermediarios financieros

Comenzamos por los elementos personales del sistema financiero. Son los sujetos intervinientes. En otras palabras, el quién.

Hemos dejado al margen de esta categoría a las unidades de gasto. Básicamente las unidades de gasto son las familias, empresas y el Gobierno (Administraciones Públicas). Aunque también son parte del sistema financiero y son sujetos que intervienen, más bien se encuadrarían en los extremos de la cadena por la cual se mueve el dinero. Dicho de otro modo, son el origen y el destino del sistema. Los verdaderos prestamistas y prestatarios.

Nos centramos en todo el conjunto de personas que median para poder llevar a cabo esta labor cuando hablamos de sujetos intervinientes.

A las personas (físicas o jurídicas) e instituciones intervinientes se les denominan intermediarios financieros. Son especialistas en mediación y operaciones de este tipo. Se encargan de comprar y vender una serie de activos financieros en los correspondientes mercados. También pueden comprarlos y transformarlos en otros activos diferentes, con el fin de venderlos a los ahorradores.

De un modo general, podemos distinguir dos tipos de intermediarios financieros:

  • Intermediarios financieros bancarios: También llamados entidades de crédito. Para captar parte de sus recursos financieros necesarios para ofrecer crédito, deben emitir depósitos. Esto es lo que les caracteriza. Tienen autorización para captar fondos del público mediante depósitos. Por este motivo también son llamados entidades de depósito.

¿Y esto qué quiere decir? Pues que los bancos se caracterizan porque pueden generar recursos financieros utilizando los fondos de los particulares depositados. Sus fondos (entre otras vías de financiación) son billetes y depósitos a la vista (sus pasivos son dinero). Son deudas (pasivos) contraídas con las unidades de gasto con superávit que tienen su ahorro en el banco.

  • Intermediarios financieros no bancarios: No tienen autorización para emitir recursos financieros (es decir depósitos). La diferencia es clara, para conseguir recursos pueden disponer de cualquier otro medio que no sea la captación de depósitos del público. Su actividad es puramente mediadora.

Ejemplo:

Cuando abrimos una cuenta nómina, en realidad estamos realizando un depósito a la vista en un banco. Cada vez que nos ingresen fondos a nuestra cuenta, dichos fondos son utilizados por la entidad bancaria para otros fines.

También podemos contratar un depósito a plazo. La entidad consigue fondos para su negocio y nos pagará un interés por el dinero depositado (menor que la rentabilidad que suelen conseguir por los mismos fondos). En ambos casos es, a todos los efectos, un préstamo que le concedemos a la entidad bancaria.

Para poder captar fondos del público mediante depósitos (a la vista o a plazo) se debe tener una autorización expresa. No todos los intermediarios pueden captar fondos de esta manera, es lo que distingue a los bancos de otro tipo de intermediarios.

Una vez hecha esta distinción, en el sistema financiero intervienen estos tipos de intermediarios:

  • Bancos centrales: Son la máxima autoridad del sistema financiero junto con el Gobierno. Definen la política financiera y monetaria (operando en los mercados y regulando los tipos de interés), realizan operaciones de cambio de divisas, gestionan las reservas oficiales del Estado, promueven el buen funcionamiento y la confianza del sistema de pagos, emiten dinero de curso legal, supervisan la actuación y el cumplimiento de la normativa específica de las entidades de crédito, prestan servicios de tesorería, asesoran, atienden reclamaciones, elaboran y publican estadísticas, etc. Podríamos decir de los bancos centrales que «son los dictadores de los tipos de interés y la política monetaria».
  • Entidades bancarias: Hemos definido con anterioridad cuál es la diferencia básica entre una entidad bancaria y una no bancaria. La clave está en generar recursos mediante la captación de depósitos. Además de prestar créditos y ofrecer otros servicios.
  • Entidades de crédito: Existen otros tipos de entidades de crédito que no tienen la consideración de entidades bancarias. Las compañías de financiación de ventas a plazo son un ejemplo de ello. Se diferencian de las entidades bancarias porque no están autorizadas para captar depósitos del público. Es decir, no pueden utilizar el dinero que los particulares (familias y empresas) depositan en ellas para realizar sus propios negocios financieros (tal como hemos expuesto anteriormente).
  • Entidades aseguradoras: Son instituciones especializadas en la cobertura y gestión de riesgos. Estas entidades invierten una parte de la prima (precio que se paga al contratar un seguro) en activos financieros con fines de tener patrimonio suficiente para cubrir los siniestros. Las entidades aseguradoras juegan un papel importante en el sistema financiero, tanto estratégico como social y económico. Tienen grandes capitales y realizan operaciones a gran escala. Junto con el sector bancario, de crédito y los mercados financieros, son un pilar. Por este motivo, están sometidas a regulaciones por parte de la Administración Pública.
  • Entidades gestoras de fondos de pensiones: Gestionan fondos de pensiones. Son fondos colectivos destinados a percibir prestaciones económicas por la jubilación u otros supuestos previstos en la Ley. Estas entidades invierten dichos fondos y cobran comisiones por ellos.
  • Instituciones de inversión colectiva: Las más importantes y conocidas son los fondos de inversión. Aunque también existen las sociedades de inversión. Son entidades que gestionan patrimonios conjuntos. Los fondos de los clientes son invertidos por un gestor para conseguir rentabilidad y cobran una serie de comisiones por ello.
  • Sociedades de valores: Son entidades especializadas para operar en los mercados de valores comprando y vendiendo activos. Pueden operar tanto en nombre propio como por cuenta de terceros.
  • Agencias de valores: También son entidades especializadas para operar en los mercados de valores. Se diferencian de las Sociedades de valores porque no pueden operar en nombre propio. Tan sólo intervienen en nombre de un tercero y según sus órdenes de compra o de venta.

Los intermediarios financieros consiguen que el dinero se mueva a través de todo el sistema financiero, y de este modo pueda llegar de las unidades de gasto con superávit a las unidades de gasto con déficit del modo más barato y con el menor riesgo posible.

Gracias a su volumen de operaciones y su especialización, según su actividad, pueden aplicar una economía de escala para conseguir mejores precios. También pueden mitigar el riesgo mediante la diversificación.

Captan recursos a corto plazo, transforman activos, alteran los plazos para conceder más tiempo. En definitiva son los que hacen posible que el sistema financiero funcione.

Los activos financieros

Una vez vistos quienes son los que operan en el sistema financiero, debemos definir el qué. ¿Qué se compra y se vende? ¿Qué instrumentos hacen posible que el dinero se mueva? Los activos financieros son los elementos reales del sistema.

También son llamados instrumentos financieros. Son los títulos que emiten las unidades de gasto. Estos títulos tienen una serie de derechos económicos, aquel que tenga el título tiene los derechos. Son unos derechos que tiene aquél que lo posee a recibir del emisor flujos futuros de efectivo.

Son emitidos con una finalidad económico-financiera determinada. Ayudan a la movilización del dinero y los recursos de la economía. En otras palabras, no generan riqueza por sí mismos; sin embargo, ayudan a generarla porque dan movilidad a los recursos económicos.

Quién emite el título genera un pasivo (una deuda). Aquél que lo adquiere tiene una forma de patrimonio o de riqueza (un activo). Los activos financieros son un medio para mantener la riqueza.

Las características de los activos financieros

Los activos financieros tienen tres características principales que se deben conocer para poder valorarlos:

  • Liquidez: es la facilidad que tiene el activo financiero para que pueda materializarse en dinero en el corto plazo sin que por esta transformación sufra pérdidas en su valor.
  • Riesgo: se puede definir como la probabilidad de que, a su vencimiento, el emisor cumpla sin dificultad las cláusulas de amortización. Es decir, que no incumpla su promesa de pago. A esto se define como el riesgo de crédito.
  • Rentabilidad: es la capacidad de un activo de producir intereses u otros rendimientos a la persona quién lo posea. Los rendimientos son los ingresos o flujos de efectivo que recibe el tenedor del activo financiero, como contraprestación por haber prestado el dinero y asumir riesgos.

No existe el activo perfecto. Cuando un activo carece de liquidez los inversores o personas que lo adquieren exigen una mayor rentabilidad. Al igual que cuanto mayor sea su riesgo.

Así pues, un activo que sea líquido, rentable y con poco riesgo es difícil de encontrar, por no decir imposible. Siempre flojeará en algún extremo de este triángulo.

Por ejemplo, el activo más líquido que existe es el dinero en efectivo. Pero este activo no es rentable poseerlo, ya que no ofrece intereses ni dividendos. Tampoco se aprecia, todo lo contrario, más bien se deprecia por el efecto de la inflación.

Los activos pueden ser públicos o privados, en función de si el emisor de los mismos es una Administración Pública o el Banco Central del País; o bien se trata de una entidad privada, como podría ser una empresa.

Los activos financieros son de tres tipos:

  • Productos típicos bancarios: son los depósitos o cuentas corrientes, préstamos, hipotecas, etcétera.
  • Partes del capital de una empresa o institución: son las acciones o participaciones (cuando se invierte en un fondo de inversión se adquieren participaciones del mismo).
  • Títulos de deuda: se incluyen letras, bonos, obligaciones, pagarés de empresa, pagarés bancarios, etc.

También existen los activos financieros derivados, incluyen los futuros y las opciones financieras. El valor de estos títulos depende a su vez de otro activo de los que hemos visto (que se llama activo financiero subyacente).

Los mercados financieros

Ya tenemos el cómo y el quién, ahora sólo falta en dónde y el cómo. Dicho de otro modo, si los intermediarios financieros se dedican a mover activos financieros que emiten unidades de gasto con déficit (aunque a veces los emiten los propios intermediarios), para que finalmente sean adquiridos por las unidades de gasto con superávit, necesitarán ponerse en contacto entre ellos y con dichas unidades de gasto.

Todo esto se hace a través de los mercados financieros, el sitio en el cual se produce el intercambio de activos financieros entre intermediarios o con el público en general.

Un mercado financiero puede definirse por un ámbito en el cuál actúan los intermediarios financieros para intercambiar activos financieros, determinándose su precio.

Los mercados financieros sirven para:

  • Poner en contacto a los agentes que intervienen en el sistema financiero (intermediarios).
  • Fijar el precio de los activos. Mediante la emisión del activo o mediante negociación sobre activos ya emitidos (mercados primarios o mercados secundarios respectivamente). Gracias a los mercados los precios se fijan de forma correcta y transparente. No permitiendo una fácil manipulación.
  • Dotan a los activos de liquidez. Cuanto mayor sea un mercado y exista más oferta o demanda sobre un activo, más fácil será venderlo sin tener que bajar el precio para transformarlo en dinero.
  • Reducen los plazos para el intercambio y los costes de transacciones e intermediación.
  • La circulación de los activos es ágil gracias a ellos. El número de participantes es amplio.

Los mercados deben tener una serie de características para su buen funcionamiento, cuanto mejor sean las siguientes condiciones, el mercado será más perfecto:

  • Amplitud: Un mercado es amplio en función del número de activos y volumen que se negocie en él.
  • Transparencia: Un mercado es más transparente cuanto mejor, más fácil y más barato sea obtener la información necesaria para tomar decisiones.
  • Libertad: Esta característica viene determinada por la no existencia de limitaciones para su acceso. En otras palabras, su grado de apertura. Así como la no existencia de limitaciones para intercambiar activos en la cuantía deseada (volumen) y la no injerencia de autoridades y otros agentes externos en la libre formación de los precios.
  • Profundidad: Un mercado es más profundo cuanto mayor es el número de órdenes de compra y venta que existen para un mismo activo. A distintos precios.
  • Flexibilidad: Se trata de la facilidad que existe para la rápida reacción de los agentes ante la aparición de un cambio en los precios de los activos y otras condiciones del mercado.

Un mercado puede ser directo, sin necesidad de que existan intermediarios. Las operaciones se realizan entre los oferentes de fondos y los demandantes de los mismos directamente.

Por otra parte, existen mercados financieros en los que es necesaria la presencia de intermediarios, para llevar a cabo la compraventa de activos. Estos se denominan mercados intermediados. La bolsa es un ejemplo de ello (no podemos acudir a negociar acciones sin que una sociedad o agencia de valores lo haga en nuestro nombre).

También se pueden dividir en mercados primarios o secundarios. En los mercados primarios salen a la luz los activos de nueva creación, es la compra en la emisión del activo. En los mercados secundarios se intercambian activos ya existentes, emitidos anteriormente en un mercado primario.

Normalmente los mercados son organizados. Esto quiere decir que se negocian los activos en un solo lugar (no tiene por qué ser un lugar físico) bajo una serie de normas y reglamentos. Cuando los activos se negocian simplemente por acuerdo entre las partes, sin que exista una normativa específica, se le llama mercado no organizado (Over The Counter u OTC).

Por último, queda decir que existen dos tipos de mercados desde el punto de vista del plazo de los activos que se negocian en él:

  • Mercado monetario: Es únicamente para el dinero y títulos que vencen en un plazo inferior a los 18 meses, por consiguiente están considerados también dinero. Se caracteriza por su alta liquidez y reducido riesgo.
  • Mercado de capitales: En él se realizan operaciones de colocación y financiación a largo plazo (más de 18 meses).

Los mercados financieros más importantes son:

  • Mercado interbancario: Es un mercado monetario. Se utiliza por las entidades de crédito para obtener financiación a corto plazo. Se trata de un mercado muy importante en el cual se reflejan de forma inmediata las decisiones de política monetaria (por ejemplo, un aumento del tipo de interés).
  • Mercado de divisas: En este mercado se negocian las distintas monedas emitidas por los países. Es el mercado más antiguo y líquido del mundo. Las divisas se canjean según un tipo de cambio entre ellas que viene determinado por la oferta y la demanda. Aunque la coyuntura económica y la política monetaria de los países tienen mucho que ver en la formación del cambio de cada divisa.
  • Mercado de deuda pública: Es un mercado en el cual un determinado estado emite activos para financiar sus actividades y proyectos. Los estados emiten activos de deuda. Por ejemplo el Estado español emite Letras del Tesoro, Bonos del Estado y Obligaciones del Estado. Son activos en los cuales se devolverá el capital prestado al vencimiento del mismo, pagando intereses anuales. Estos títulos se pueden revender en el mercado secundario.
  • Bolsas de Valores: En estos mercados se negocian activos financieros de muchos tipos, a medio y largo plazo. Se negocian títulos de renta fija (deuda) y renta variable (acciones). Las bolsas de valores son organismos de importancia capital en el mundo de las finanzas. Es un supermercado de activos financieros. Por lo tanto, una bolsa, en sentido estricto es el mercado de renta variable. Pero en sentido amplio, se refiere al mercado en el cual se negocian activos privados, tanto de renta fija como de renta variable.
  • Mercado de derivados financieros: Es otro tipo de Bolsa de Valores, en la cual se negocian un tipo de activos que surgen, a su vez, de otros activos (denominados subyacentes). Un ejemplo sería el mercado de futuros financieros de Chicago. En este mercado tiene lugar la compraventa de futuros, un derivado que nace de otro activo financiero (como podrían ser las acciones, por ejemplo). En España existe en MEFF (Mercado Español de Futuros Financieros).

Además de los activos, los intermediarios y los mercados financieros, el sistema financiero está compuesto por una serie de leyes y de organismos que se encargan de velar por que se cumplan estas leyes.

En España por ejemplo existe la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones. Además del Banco de España.

En resumen, este es el sistema financiero explicado a modo esquemático. Así se mueve el dinero.

Sin los intermediarios financieros, ni títulos valores (activos financieros) que permitan una transferencia de titularidad de un modo ágil; y por supuesto sin un mercado financiero dónde se puedan negociar dichos títulos, no sería tan fácil que los las familias, empresas y Administraciones públicas pudiesen financiarse para satisfacer sus necesidades de consumo e inversión.

También te puede interesar:

Mercado financiero

Un mercado financiero, también llamado mercado de capitales, es un lugar que puede ser físico o virtual, en el que se realizan los intercambios de instrumentos financieros entre oferentes y demandantes, se negocian y también se fijan los precios a los que se va a realizar su compra-venta.

¿Qué características debe tener un mercado financiero?

Para que un mercado financiero sea considerado como tal, debe tener, en la medida de lo posible, las siguientes características que lo definan:

  • Amplitud: Se refiere a los títulos que se negocian en el mercado financiero en un momento dado. Cuanto mayor sea el número de títulos que se negocien, mayor amplitud tendrá dicho mercado financiero.
  • Profundidad: Se trata de que existan instrumentos financieros para hacer frente a determinadas situaciones que puedan ocurrir en el mercado financiero.
  • Flexibilidad: Es el precio que tienen los instrumentos financieros que se van a negociar en un determinado mercado financiero.
  • Transparencia: Posibilidad que ofrezca un mercado de conocer a qué precios se están negociando los activos financieros.
  • Libertad: La existencia o no de barreras de entrada y salida a un mercado financiero.

¿Qué tipos de mercados financieros hay?

Hay muchas formas y criterios para clasificar a los mercados financieros, en este post nos vamos a centrar en la clasificación que han realizado los profesores expertos en finanzas Calvo, Parejo, Rodríguez Saiz y Cuervo.

Mercados financieros según su forma de funcionamiento

  • Mercados directos: Los oferentes y demandantes se ponen en contacto ellos mismos para realizar operaciones.
  • Mercados intermediarios: Las operaciones se llevan a cabo a través de intermediarios financieros o brokers.

Mercados financieros según las características que tengan los activos financieros

  • Mercados monetarios: En los que se negocian activos financieros a corto plazo.
  • Mercados de capitales: Los activos financieros que se negocian son a largo plazo.

Mercados financieros según el grado de regulación al que estén sometidos

  • Mercados libres: Hay libertad entre la oferta y la demanda.
  • Mercados regulados: Están regulados mediante diversos mecanismos que los controlan.

Mercados financieros según en qué fase de negociación se encuentren los activos

  • Mercados primarios: Donde se emiten los activos financieros
  • Mercados secundarios: Se negocian activos financieros que ya han sido emitidos previamente.

Mercados financieros según el plazo de las operaciones

  • Mercados al contado o spot: El pago de las operaciones se realiza en el mismo momento en que se llevan a cabo.
  • Mercados a plazo o forward: El pago de las operaciones realizadas en un momento dado se aplaza a una fecha posterior.

Mercados financieros según la zona geográfica en que operen

  • Mercados nacionales
  • Mercados internacionales

¿Necesitas financiación para tu empresa? En MytripleA podrás obtener un préstamo o un servicio de factoring con las mejores condiciones.

¿Buscas rentabilidad para tu dinero? En MytripleA podrás invertir tu dinero directamente prestándolo a empresas previamente analizadas.

Los mejores corredores de opciones binarias 2020:
  • Binarium
    Binarium

    1er lugar! El mejor broker de opciones binarias!
    Ideal para principiantes! Entrenamiento gratis! Bonos de registro!

  • FinMax
    FinMax

    2do lugar! Broker confiable!

Like this post? Please share to your friends:
Todo sobre opciones binarias
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: